04/04/2013

Aclaración sobre protesta de trabajadores contratistas de la restauración del Lic. de Aplicación


La Municipalidad de Santiago empatiza con el problema que afecta a las pequeñas empresas que actuaron como subcontratistas en la restauración del Liceo de Aplicación, obra que estuvo a cargo de la empresa COMSA Chile S.A. Sin embargo, debe precisar que los pagos pendientes a dichas pequeñas empresas no son de responsabilidad municipal y que su solución no depende de ella.

La Empresa COMSA Chile S.A. se adjudicó las obras mencionadas en una licitación realizada durante la administración anterior, que dio lugar -en su momento- a variados cuestionamientos.

Hay que recordar que en el trascurso de la obra hubo múltiples problemas: se produjo un incendio en el edificio, las obras no estuvieron listas en el plazo acordado y se solicitó una ampliación del presupuesto.

Durante la obra las empresas subcontratistas comenzaron a tener retrasos en sus pagos por parte de la empresa mandante, a pesar de que el Municipio le hizo a esta última importantes transferencias de acuerdo al plan de pagos establecido.

Cuando la obra fue terminada, pocas semanas antes de la elección municipal, el Municipio no recepcionó la obra debido a trabajos no terminados.

COMSA CHILE S.A. había llegado recientemente a un acuerdo para subsanar sus deudas con las empresas subcontratadas. Sin embargo, al día siguiente, se declaró en quiebra.

En este escenario, todo nuevo pago que el municipio realice en relación a las obras ejecutadas en el Liceo de Aplicación, deberá ser ordenado por el Síndico de Quiebras, quien es el encargado de determinar el orden en que serán resueltas las deudas pendientes que dicha empresa mantiene. Si el Síndico establece que el Municipio pague en primer lugar a las empresas subcontratadas, la Municipalidad de Santiago procederá de forma inmediata y sin reparos.


Abrir