11/03/2013

Alcaldesa Carolina Tohá anuncia que resguardará el interés de la comuna en materia de concesiones


* Explicó que su interés es revisar y actualizar las concesiones para que los espacios públicos puedan ser disfrutados por todos y que el pago que realizan sea el que corresponda.


La Alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, señaló que el municipio tiene la obligación de asegurar que los contratos de las concesiones con terceros se desarrollen correctamente y resguarden el interés de toda la comunidad. Al respecto, afirmó que hay contratos que deben evaluarse porque no salvaguardan los intereses de la comuna.

La nueva administración no pretende terminar con las concesiones, pero sí revisarlas y actualizarlas para que los bienes de la comuna se administren de la mejor manera, puedan ser disfrutados por todos y el pago que los concesionarios realizan por su administración sea el que corresponde.

Entre las situaciones que más preocupan al municipio están las siguientes:

1. El contrato de Fantasilandia. El Municipio considera indispensable renegociar con el concesionario pues actualmente la concesión presenta dos  problemas.

a. No entrega al municipio las herramientas para salvaguardar la seguridad necesaria en los juegos.

b. Establece un arriendo por los espacios que ocupa muy inferior al precio de mercado. De hecho, durante la administración anterior se encargó un estudio a una empresa especializada en la valoración de terrenos urbanos el cual estableció que el arriendo que actualmente paga Fantasilandia es menos de un tercio de lo que correspondería.

2. La concesión del Castillo Hidalgo. Ubicado en el Cerro Santa Lucía, este espacio hoy está dedicado principalmente a ser un centro de eventos que se arrienda a terceros. En este caso, la alcaldesa afirmó que, al vencerse el plazo de esta concesión, a mediados de 2014, el interés del municipio es que se haga una licitación donde se pida a los oferentes desarrollar un proyecto que contemple un uso más abierto de este espacio, con la instalación de cafés, librerías, tiendas de artesanía y espacios culturales para recibir de la mejor manera a los turistas que acuden masivamente a este lugar.

3. Estacionamientos con parquímetros que funcionaban permanentemente al interior del Parque O’Higgins. “Los parques deben usarse como áreas verdes y no como estacionamientos. Este uso se debe autorizar excepcionalmente,  por ejemplo, cuando hay eventos en el Movistar Arena o en otras dependencias del complejo”, afirmó la jefa comunal. Por ello, la nueva administración dejó sin efecto el contrato precario que asignaba dichos estacionamientos y ahora limitará la entrada de autos al recinto. La solución definitiva que tiene previsto impulsar el municipio es la construcción de un estacionamiento subterráneo en el sector que sirva al Centro de Justicia y al Parque O’Higgins.  

 


Abrir