foto-logo
06/08/2016

Alcaldesa llama a comunidades a denunciar a adultos que llevan violencia al movimiento estudiantil


Hoy se formalizaron 7 personas por los actos violentos –que incluyó el saqueo y la destrucción de una imagen de Cristo- en la Iglesia de la Gratitud Nacional el pasado 9 de junio. Entre los formalizados se encuentran 4 menores de edad.


 

Hoy día, en medio de la noticia de las detenciones efectuadas de sospechosos de haber participado en el atentado de la Iglesia Gratitud Nacional –monumento nacional desde 1989- donde se dañó violentamente la imagen de Cristo, el municipio de Santiago se enteró que dentro de los acusados, hay algunos que son estudiantes de liceos de la comuna.

La alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá señaló al respecto, “queremos decir en primer lugar que estas formalizaciones son justamente eso, todavía falta desarrollar la investigación y el juicio pertinente, no hay que adelantar conclusiones definitivas de un proceso que tiene muchas diligencias por delante. Sin embargo, a pesar de que esto todavía es un proceso abierto, si llega a comprobarse definitivamente estas responsabilidades, esto sería un nuevo antecedente que muestra que hay grupos y organizaciones violentas, radicalizadas que están operando en los colegios de Santiago”, explicó la edil y agregó, “queremos pedir que no se estigmatice a los estudiantes a partir de la actuación de estos grupos que son pequeños, muy extremos, muy radicales, pero no son la realidad de los estudiantes santiaguinos. Con la misma claridad, creemos que es importante, llamar a las comunidades escolares a tomar conciencia de lo grave que es y de los enormes riesgos que representa la operación de grupos de este tipo en los liceos de la comuna.”

Además hizo un llamado a la reflexión pues lo que ha sucedido en la Iglesia de la Gratitud Nacional, así como en varios liceos de la comuna y en diversas manifestaciones, son episodios de violencia gravísimos. “Los grupos violentos no persiguen recuperar la educación pública, no están buscando reformas al sistema educativo, por el contrario, lo que están buscando es demostrar que las reformas no son posibles, no son viables, y que el camino es la violencia. Ese mensaje tenemos que contradecirlo con una contundente señal de parte de las comunidades escolares, de rechazo al accionar de estos grupos y de defensa de nuestros estudiantes y de defensa de nuestros liceos”, explicó la jefa comunal.