22/04/2010

Colegios Municipales de Santiago se reintegran en un 100% a clases tras terremoto


Con la meta cumplida de tener un 100% de los colegios municipales de Santiago reintegrados a clases antes del 26 de abril, el Alcalde Pablo Zalaquett lanzó de forma oficial el año académico del emblemático Liceo Manuel Barros Borgoño, último establecimiento en iniciar el periodo escolar en la comuna y el que temporalmente deberá realizar sus clases en el edificio del Centro de Empresas y Negocios Santiago Innova, perteneciente al municipio.

Los más de 1.700 alumnos del Liceo Barros Borgoño se dividirán en dos jornadas de trabajo -mañana y tarde-, quienes en total tendrán a su disposición 20 salas reacondicionadas, comedor, bodegas, aula para docentes y dos salas modulares de emergencia transitorias -hasta que se finalicen las obras de acondicionamiento del lugar-, elementos que permitirá a los alumnos realizar sus actividades académicas con la mayor normalidad posible.

“Gracias al esfuerzo realizado por el municipio -a través de la Dirección de Educación- hoy son más de 38 mil niños y jóvenes los que se reintegran a clases luego del devastador terremoto que afectó a gran parte de nuestro paí­s, cumpliendo así­ la ambiciosa meta que nos propusimos junto al Gobierno de tener a todos los colegios municipales de vuelta en las aulas antes del 26 de abril, lo cual ya logramos en nuestra comuna”, explicó el Alcalde Zalaquett.

De un total de 45 establecimientos de la comuna de Santiago, más de 30 resultaron con algún tipo de daño en su infraestructura, reparaciones que se traducirán en un desembolso de a lo menos 8 mil millones de pesos para el municipio capitalino y cuyas obras de reconstrucción durarán por lo menos de 6 a 12 meses más en algunos colegios.

“Por una parte, estamos felices de haber conseguido esta ambiciosa meta, sin embargo sabemos que aún queda mucho trabajo por realizar, es por eso que hago un llamado a toda la comunidad escolar para que sea paciente y para que siga contribuyendo enormemente a la reconstrucción tanto material como espiritual de nuestro paí­s”, puntualizó el edil capitalino.