Fotos: Mara Daruich
05/09/2016

En el Día de las Mujeres Indígenas, Municipio inaugura la primera ruka mapuche de Santiago


Como cada 5 de septiembre desde 1983, se celebra este día en reconocimiento a la mujer indígena, por su incansable lucha por mantener la vigencia de las culturas ancestrales americanas.


 

La Alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, junto al Seremi de Salud, Carlos Aranda, y diversas autoridades Mapuches, comunidades indígenas y organizaciones sociales, así como también estudiantes y profesores del Liceo República de Brasil, inauguraron la primera Ruka Mapuche Medicinal de la comuna.

“Queremos que este lugar sea un centro de medicina intercultural, que sirva para propagar la cultura indígena, para enseñar al público que viene al Parque O’Higgins a conocer más de cerca la cultura ancestral de los pueblos originarios y particularmente, pero no exclusivamente, del pueblo Mapuche”, explicó la alcaldesa tras participar del ritual Mapuche para inaugurarla.

Con esta construcción se busca potenciar el Programa de Medicina Intercultural que ya tienen los consultorios de la comuna, donde una facilitadora intercultural visita estos centros de salud para coordinar a las personas que quieran, puedan atenderse con la Machi que estará presente en la ruka una vez al mes. Ya hay más de 400 inscritos. Esta iniciativa surge con el apoyo del Programa Especial de Pueblos Indígenas, PESPI, iniciativa del Ministerio de Salud y tuvo un costo de 14 millones, aproximadamente.

Para Cecilia Calfuman, facilitadora intercultural que ha estado trabajando en los distintos centros de salud que opera el municipio, “es un día para celebrar, conmemorar a nuestros antepasados. Hay muchas mujeres de pueblos originarios que están presentes en la lucha diaria por rescatar nuestra cultura, por defender nuestros derechos y lo que está pasando hoy también forma parte de eso”.

El seremi de Salud Carlos Aranda destacó la importancia para las autoridades de salud de contar con un espacio como este “ha sido un trabajo colectivo intersectorial con recursos físicos, pero más que nada con espíritu humano detrás de esto. Con este mismo esfuerzo estamos construyendo este programa que tiene qué ver con reconocer el derecho de las personas indígenas a tener atención de salud con su pertinencia cultural”.

De acuerdo a la tradición, la comunidad participó en la construcción de la ruka en jornadas que contaron con voluntarios indígenas y no-indígenas. La ruka está pensada también como centro educativo de salud intercultural donde se realizarán diversos talleres, también para cultivos de hierbas medicinales y exposición de energías limpias renovables. El espacio, además, está considerado como centro educativo de salud.

El hito inaugural se gestionó el día de hoy con la finalidad de conmemorar el Día de la Mujer Indígena, efeméride que recuerda a Bartolina Sisa, quien junto a su marido constituyeron parte de la resistencia indígena de los pueblos andinos contra la conquista española en el Cuzco. Fue ahorcada y descuartizada en 1782.