_2lh3900
12/10/2016

María Edwards MacClure es declarada, de manera póstuma, Hija Ilustre de Santiago


Nacida y criada en el Palacio Edwards que hoy alberga a la Academia Diplomática de Chile, María Edwards, rescató niños judíos durante la 2da Guerra Mundial, salvándolos de morir en manos del Nacional Socialismo Alemán.


Durante esta tarde y en una ceremonia donde asistieron sus familiares, María Edwards MacClure fue declarada en forma póstuma como Hija Ilustre de Santiago y se le entregó la Confederación Municipal Santiago de la Nueva Extremadura, recibida en manos de su bisnieta María Angélica Puga Phillips, y esto por el aporte que prestó a la causa de salvaguardar los principios humanitarios de niños durante la Europa de la 2da Guerra Mundial y la solidaridad demostrada en la ayuda que entregó en medio de esa coyuntura social política en esos años durante su estancia en París.

Luego de haber vivido en Inglaterra y Francia y de haber enviudado en 1922, María Edwards MacClure vuelve a Chile a inicios de la década del 30 para que su única hija María Angélica tuviera alguna relación con su familia y con el país de sus padres. Sin embargo, decide volver en 1939 a París donde se oficia de Asistente Social, prestando servicios a hospitales y luego se une a la resistencia francesa durante la ocupación alemana. Ingresa como voluntaria al Hospital Rothschild, lugar que funcionaba como anexo a los campos de concentración y desde allí comenzó la operación del rescate de niños, arriesgando su vida burlando a la policía alemana, llevándolos a su propio departamento y luego a hogares u orfanatos donde ella aportaba económicamente para su manutención. Por estos gestos de humanidad, en 1953 fue condecorada con el grado de Caballero de la Legión de Honor de Francia. Vuelve a Chile y fallece en 1972 a los 78 años de edad.

Gracias a los testimonios de los mismos protegidos, sus colaboradores y amistades, se pudo honrar su memoria hoy en el Salón de Honor del Palacio Consistorial de la Municipalidad de Santiago y tener conocimiento de su legado.