03/04/2010

Teatro Municipal estará cerrado hasta el segundo semestre


El Teatro Municipal de Santiago deberá permanecer cerrado por lo menos hasta el segundo semestre, debido a las reparaciones que se deben efectuar por los daños sufridos en el terremoto del 27 de febrero.

Esta mañana, el Alcalde de Santiago Pablo Zalaquett, en compañí­a del ingeniero calculista Santiago Arias, del Presidente del Colegio de Ingenieros, Máximo Honorato y autoridades del teatro, efectuó un recorrido por todas las dependencias del recinto, para hacer una evaluación de los daños y determinar las reparaciones a que debe ser sometido.

El experto Santiago Arias señaló que no hay peligro de inestabilidad estructural global del edificio y que existen daños en elementos estructurales individuales. En la oportunidad, el profesional explicó que se debe proceder, como medida inmediata, a la limpieza de los sectores dañados, botando todos los estucos de recubrimiento que se aprecien sueltos. Luego de esto, se debe realizar una completa encuesta de daños, proceso que debiera demorar aproximadamente un mes y finalmente, luego de esta encuesta de daños, se elabora y pone en práctica el plan de reparaciones.

El alcalde Zalaquett indicó que luego de este recorrido con expertos, se evidenció que hay daños que hacen imposible que el Teatro Municipal pueda utilizarse en el primer semestre. “Esperamos recuperar el teatro en el segundo semestre”, señaló.

Andrés Rodrí­guez, Director General del Teatro Municipal, indicó que los espectáculos se reprogramarán y que se está buscando alternativas en otros teatros para presentarlos. Coincidió con el edil en que el público del Teatro Municipal no se perderá las funciones programadas.

En cuanto a la temporada lí­rica, dado que en Santiago no existe otro teatro en el cual se pueda presentar una ópera, se estudia la posibilidad de realizarlas de manera semi-escenificadas o en forma de concierto. Andrés Rodrí­guez señaló que todos los artistas han manifestado su disponibilidad para colaborar y trabajar en las circunstancias que sean necesarias, comentando que en casos de emergencia como el que estamos viviendo, hacer una ópera en forma de concierto es una solución que se ha realizado en muchas situaciones de caracterí­sticas similares en Europa y Estados Unidos.