07/08/2011

Vecinos y comerciantes de Santiago piden a Intendente suspensión de marchas por la Alameda


Una reunión con el Intendente Metropolitano, Fernando Echeverrí­a, sostuvieron esta mañana más de cuarenta vecinos y comerciantes del sector céntrico de Santiago quienes, acompañados por el Alcalde Pablo Zalaquett, solicitaron a la autoridad regional la suspensión de las autorizaciones para marchas por la Alameda así­ como en otros lugares de la comuna.

Liderados por el Presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, Luis Cubillos; la Presidenta de la Unión Comunal de Centros de Madre, Olga San Martí­n; y el representante de locatarios del sector Los Héroes, Zacarí­as Alarcón, el grupo expresó que las constantes movilizaciones y los desórdenes que de ellas derivan, están afectando gravemente sus vidas, así­ como el normal desarrollo de las actividades comerciales de pequeños y medianos emprendedores.

“Está comprobado que las manifestaciones efectuadas en lugares emblemáticos de Santiago, alteran el orden público, así­ como la tranquilidad, la seguridad y el desplazamiento de vecinos y usuarios de Santiago Centro”, manifestaron en su declaración pública.

“Venimos a pedirle al intendente que ya no permita más marchas en la Alameda porque los vecinos ya no tienen dinero para cubrir todos los destrozos que se producen tras las manifestaciones. Los jóvenes se acuerdan que tienen derechos pero no saben que también tienen deberes con la comunidad”, aseguró San Martí­n.

Los vecinos recalcaron al Intendente que no están en contra de las expresiones ciudadanas siempre que éstas se hagan dentro de un marco de respeto y responsabilidad, sin embargo hoy albergan un creciente temor frente a los actos de vandalismo, por lo que confí­an en que se tomarán las decisiones adecuadas para resguardar la integridad de sus familias, sus fuentes de trabajo, y su patrimonio.

“Los vecinos se sienten vulnerados. Prácticamente hay un dí­a a la semana donde no pueden llevar su vida con normalidad y ejercer su capacidad de emprendimiento, además de otras consecuencias como la desvalorización de sus viviendas y el alto costo que ha tenido el daño a la propiedad pública que en este año se eleva por sobre un millón de dólares, lo que se traduce en una menor inversión social”, afirmó el alcalde Zalaquett.

Ante, esto el Intendente Echeverrí­a afirmó que “vamos a autorizar manifestaciones en lugares donde tengamos total certeza de que de no se van a desarrollar actos de violencia. En la Alameda no podremos autorizar mientras no haya garantí­a suficiente de que todo se realizará en tranquilidad”.

Los vecinos y locatarios quisieron dar a conocer a conocer su postura al gobierno regional frente al anuncio de una movilización estudiantil que se ha convocado para el próximo jueves 14 de julio.