03/06/2010

Zalaquett y futuro Intendente RM evaluaron en terreno principales daños de la comuna de Santiago


Luego de visitar, junto al futuro Intendente de la Región Metropolitana, Fernando Echeverrí­a, el Liceo Manuel Barros Borgoño, el Alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, dio a conocer un negativo balance de la situación en la que se encuentra la infraestructura de los colegios de la comuna tras el terremoto.

En este sentido, Zalaquett señaló que seis establecimientos presentan problemas importantes que impiden la realización de clases, por lo menos durante los próximos 6 meses, lo que obligará a que 7.700 alumnos sean destinados a otros colegios de la comuna. El edil confirmó que 5 de estos colegios ya tienen lugares de traslado, que los vecinos pueden conocer a través de el sitio web www.municipalidaddesantiago.cl.

Los establecimientos afectados son el INSUCO, Metropolitano de Adultos, República de Brasil, Salvador Sanfuentes, República El Lí­bano y Manuel Barros Borgoño, daños que tras una estimación inicial superarí­an los 6 mil millones de pesos.

En este contexto, Zalaquett señaló que varios colegios que funcionan bajo la modalidad de Jornada Escolar Completa, se verán obligados a modificar su régimen de clases. “La única forma de comenzar a la brevedad el año escolar es que algunos colegios que hasta hoy tení­an Jornada Escolar Completa pasen a doble jornada. Este año, la JEC debe ser muy flexible, porque la prioridad es que los estudiantes tengan su año académico lo más pronto posible”, indicó el jefe comunal.

Asimismo, Zalaquett señaló que se debe hacer todo lo posible para que las clases comiencen en las próximas semanas, de lo contrario habrá que evaluar cómo recuperar durante el año las horas perdidas. “Ya he tomado contacto con las futuras autoridades de educación para ver de qué forma enfrentaremos la pérdida de horas académicas. La experiencia nos indica que no es recomendable alargar el año escolar hacia el mes de enero, porque la asistencia se reduce a un 50 por ciento y los alumnos a esa altura ya tienen un desgaste importante, por lo que se debe hacer todo lo posible para comprimir las clases dentro del año calendario normal, evaluando recuperar horas durante las vacaciones de invierno y eventualmente los sábados si es necesario”, sostuvo.

Posteriormente, ambas autoridades se trasladaron a distintos puntos de la comuna para conocer en terreno las necesidades de los vecinos de los sectores más afectados por el terremoto y fiscalizar el retiro de escombros.

El futuro intendente, Fernando Echeverrí­a, quién no dio declaraciones a los medios de prensa, durante el recorrido tomó nota de los inconvenientes que afectan a la comuna y se interiorizó sobre algunos de los problemas que tendrá que enfrentar una vez que asuma su nuevo cargo el próximo 11 de marzo.