30/05/2013

Alcaldesa critica a constructora que causó daños a inmueble patrimonial y anuncia acciones legales


• Debido a la construcción de un edificio por calle Santo Domingo, el cual ni siquiera cuenta con los permisos municipales, cuatro viviendas y 50 personas resultaron afectadas por el socavamiento de sus cimientos, 16 de las cuales debieron pernoctar en un hotel.

• Jefa comunal rechazó que inmobiliaria -a la que se le cursaron tres multas y órdenes de paralizar- haya hecho caso omiso a las advertencias del municipio, reclamando por la falta de atribuciones municipales frente a estos casos.


Un serio socavamiento en los cimientos de cuatro viviendas, ubicadas en Catedral -entre los números 2255 y 2267, en pleno barro Brasil- causó una empresa constructora que opera sin permisos municipales y a la cual ya se le cursaron tres multas por no cumplir con las órdenes de paralización, la última de éstas el pasado 07 de mayo. El derrumbe afectó anoche a unas 50 personas que habitan en el inmueble, que es de carácter patrimonial, obligando al personal de Emergencias del municipio a trasladar a 16 personas que debieron pernoctar en un hotel.

Hasta el lugar se trasladó este mediodía la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, acompañada del director de Obras Municipales, Miguel Saavedra, y el director de Desarrollo Comunitario, Andrés Toro, a fin de evaluar la situación y ofrecer la colaboración técnica y legal del municipio para dar solución al problema que afecta a estas familias.

 

“Estamos en presencia de una obra ilegal, con faenas que no han sido autorizadas y donde el municipio ha solicitado en tres oportunidades paralizar los trabajos. Se ha cursado a la empresa constructora las multas correspondientes por incumplir esa orden y ellos siguen operando. Esto se pasó de todo límite y vemos un nivel de irresponsabilidad que escapa a todos los parámetros que habíamos visto”, aseveró la alcaldesa.

Ante esto, Tohá anunció que “el municipio va a actuar con toda la fuerza en tribunales, para exigir las responsabilidades civiles que corresponden, para que se responda por los daños en sus casas y por los recursos que dejan de percibir, ya que algunas dependencias se arrendaban,  pero incluso se podrían perseguir responsabilidades criminales, porque tenemos que agradecer que no se perdieron vidas humanas, pero eso pudo haber pasado perfectamente”.

En ese sentido, recalcó que la facultad de los municipios es sólo declarar la suspensión de las obras y cursar las multas cuando se incumple. “Debiéramos tener elementos más fuertes para exigir a empresas como ésta, que ha tenido una conducta contumaz y que sigue adelante a pesar de que tienen claro que están ilegales, a que paralicen sus faenas. Se requiere un fortalecimiento de nuestros poderes para impedir que esto siga sucediendo”, puntualizó Carolina Tohá.

La empresa responsable se llama Inmobiliaria Mandalay, que a través de una constructora levanta un edificio en Santo Domingo 2228 y que sólo tiene un anteproyecto aprobado por el municipio, pero no los permisos para iniciar faenas, ante lo cual fue citada para mañana viernes por la Dirección de Obras Municipales (DOM), a fin de que regularice su situación y explique las constantes faltas en las que ha incurrido, que se arrastran desde diciembre de 2012.

Asimismo, esta mañana estuvieron en el lugar un ingeniero civil y un arquitecto de la DOM quienes, junto a dos representantes de la empresa, inspeccionaron el sector afectado por el derrumbe, impartiendo las instrucciones para que se restablezca, en un plazo no superior a 24 horas, la contención del derrumbe y se asegure y proteja el sector con elementos de soporte y polietileno, en prevención a las lluvias anunciadas para las próximas horas.

Paralelamente, también este viernes representantes de los vecinos se reunirán con la Dirección Jurídica del municipio, a fin de analizar los caminos judiciales que se van emprender para que la empresa responda por el daño patrimonial, pero también por el perjuicio económico que significa dejar inhabitables las viviendas, ya que muchas de sus dependencias estaban siendo arrendadas por sus propietarios.

 

 

 

.


Abrir