09/04/2013

Alcaldesa denuncia: dueños de Palacio Iñiguez fueron notificados varias veces para tomar resguardos


 “El edificio se encontraba vulnerable y se le hizo notar al propietario que era urgente tomar medidas, y no hubo disposición para tomar los resguardos mínimos para evitar riesgos”, dijo Carolina Tohá sobre el incendio que afectó a inmueble de Calle Dieciocho.


La Alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, informó que en reiteradas oportunidades se le notificó a los actuales dueños del Palacio Iñiguez, que resultó seriamente dañado por un incendio esta mañana, que debían tomar algunas medidas de seguridad para evitar que se produjeran accidentes o ingresara gente ajena al inmueble, que llevaba varios meses desocupado.

Así lo informó al acudir a la esquina de Alameda con Dieciocho, donde se encuentra el edificio siniestrado y donde también funciona la tradicional Confitería Torres, oportunidad en que recibió un informe de parte de personal de Emergencias y Seguridad Vecinal del municipio, así como de Carabineros y del comandante del Cuerpo de Bomberos, a cargo de la coordinación  de 15 compañías que concurrieron al lugar.

La jefa comunal indicó que el palacio está actualmente en manos del DUOC-UC, y que a ellos se les “notificó en innumerables ocasiones que hicieran instalaciones mínimas de seguridad, y ninguna de esas observaciones fue recogida. El edificio se encontraba vulnerable y se le hizo notar al propietario que era urgente tomar medidas, y no hubo disposición para tomar los resguardos mínimos para evitar riesgos, que hoy ha terminado con esta tragedia”.

“Lo que hace el municipio, en este incendio y en los demás, es que sobre la base de lo que diga el informe definitivo de bomberos nos hacemos parte de los procesos de investigación en los tribunales, y perseguimos las responsabilidades que hay detrás de estos incendios. Aquí hay bomberos lesionados, hay una pérdida patrimonial importante para la ciudad y no nos podemos quedar de brazos cruzados”, acotó Carolina Tohá.

Respecto de los daños estructurales, la jefa comunal puntualizó que “la fachada prácticamente no está sostenida con nada, y Carabineros me ha pedido que la Dirección de Obras haga una evaluación para verificar cómo asegurarla y no haya peligro de derrumbe. A partir de eso también se debe iniciar una investigación para aclarar si es efectivo, como han dicho los vecinos, que había ocupantes ilegales en el inmueble”.

“Esto es algo que se repite mucho en la comuna. Edificios patrimoniales que están deteriorados, que están vacíos, cuyos propietarios no han tomado medidas de seguridad, lo que permite que ingresen personas que realizan instalaciones eléctricas informales o prenden fogatas”, concluyó la Alcaldesa de Santiago.

 


Abrir