03/05/2010

Inmobiliaria IGSA y copropietarios del Central Park llegan a acuerdo compensatorio de emergencia


Un importante acuerdo económico lograron en horas de esta tarde los copropietarios del edificio Central Park (Balmaceda 2150) y la Inmobiliariia General S.A (IGSA), luego de la orden de evacuación dictada por el Alcalde de Santiago Pablo Zalaquett el dí­a de ayer y su posterior mediación entre las partes.

La negociación se llevó a cabo en las dependencias de la Oficina de Atención a las Victimas del Delito de la Municipalidad de Santiago (Arturo Prat 134), cuyo equipo jurí­dico está actualmente enfocado a dar asesorí­a legal o de intermediación a las familias afectadas por el terremoto.

El acuerdo de emergencia establece compensaciones económicas que permitirán a los copropietarios subsanar en parte el drama que vivieron producto de los graves daños estructurales, que sufrió el edificio a raí­z del sismo del sábado pasado.

En sí­ntesis, entre los principales acuerdos y compromisos están:

El pago de una indemnización voluntaria por concepto de alojamiento de emergencia hasta el dí­a 10 de marzo del 2010 por parte de la Inmobiliaria General S.A. de $250.000, por una sola vez y por cada uno de los 158 departamentos del edificio.

El pago del traslado inmediato de los enseres por cada uno de los propietarios o arrendatarios avaluados de común acuerdo por la comunidad y la empresa en la suma única y total de $165.000, que serán pagados por la inmobiliaria.

El pago por concepto de bodegaje único de $50.000 mensuales por un periodo mí­nimo de 6 meses, que sólo serán entregados a los propietarios.

El pago del traslado de los enseres por cada propietario que quiera regresar al edificio una vez subsanados los problemas que originaron la inhabilidad y el desalojo del mismo, avaluados de común acuerdo por la comunidad y la empresa en la suma única y total de $85.000.

El pago por concepto de arriendo en que deban incurrir los propietarios por los próximos 6 meses (plazo mí­nimo) a contar del dí­a 10 de marzo del 2010, diferenciados de la siguiente manera:

$200.000 para los propietarios de departamentos de 3 dormitorios.

$165.000 para los propietarios de departamentos de 2 dormitorios.

$130.000 para los propietarios de departamentos de 1 dormitorio.

Este es un primer acuerdo denominado de emergencia, mientras se esperan los estudios y peritajes encargados separadamente tanto por la empresa como por los vecinos, los que tardarán entre dos y tres semanas y que determinarán cuál es la situación definitiva del edificio.

Sobre la negociación, el alcalde Pablo Zalaquett agradeció la buena voluntad de los vecinos para llegar a un acuerdo a pesar de su drama y también valoró la pronta respuesta que tuvo la inmobiliaria. “Este es un ejemplo para todas las otras empresas del rubro que tienen situaciones similares en el paí­s, a las que invito a imitar esta disposición y actitud frente al problema, más allá de cualquier discusión jurí­dica, ya que hoy permite entregar un alivio a las familias afectadas”.

En la reunión, también se hicieron presentes la Asociación de Consumidores Inmobiliarios y el Servicio Nacional del Consumidor.