10/09/2012

Alcalde Zalaquett inaugura segundo Punto Limpio en la comuna de Santiago


El Alcalde Pablo Zalaquett, junto a vecinos y autoridades comunales, inauguraron el segundo punto limpio de Santiago, que además tiene la característica de tener un receptáculo especial para pilas, elemento altamente tóxico y el cual es capaz de generar altos índices de contaminación en el medio ambiente.

Este punto limpio es además un reconocimiento a la labor ambiental que vienen realizando desde hace bastante tiempo los vecinos del sector, quienes por más de 6 años han reciclado sus basuras a través de campanas de instituciones de beneficencia. Campanas que fueron reemplazadas por la instalación de receptáculos soterrados que situó el municipio.

La iniciativa implementada por la municipalidad en el marco de la campaña “Yo Quiero Santiago Limpio” tiene como meta llegar a 9 puntos limpios soterrados en sectores tales como: Parque O’Higgins, Barrio Franklin (3) y Barrio Meiggs (3). Se planifica para el año 2013 aumentar este número a 20, para cubrir también otras zonas residenciales de la comuna.

La instalación de cada punto limpio ejecutada por la Corporación para el Desarrollo de Santiago, que tiene una inversión de aproximadamente 20 millones de pesos cada uno, va acompañada de un intenso trabajo de educación ambiental con los vecinos, con la finalidad de sensibilizarlos y enseñarles la buena práctica de emplearlos correctamente. Adicionalmente se está trabajando con los establecimientos educacionales municipales, para que también utilicen estos puntos y sean un agente promotor con sus familias.

“Hemos instalado más de un centenar de nuevos papeleros, implementamos el fono limpio, material informativo con los horarios en que pasa el camión recolector; y ya hemos lanzado diversas iniciativas para inducir al ahorro energético y la reutilización de residuos electrónicos. Además de la instalación de receptáculos para pilas, el cual también incluiremos en otros punto limpio. No podemos olvidar la toxicidad de esos elementos”, señaló el Alcalde Pablo Zalaquett.

Residuos que se pueden depositar en el punto limpio:

Papeles: papelería de oficina, hojas de cuaderno, folletería, diarios y revistas, cartulinas blancas y de color, cajas de embalaje y corrugado. El material debe estar sin restos de alimentos y/o aceites.

Vidrios: envases de jugo, bebidas, licor, frascos de conserva (sin tapa y enjuagados). Espejos, ampolletas, astillables o parabrisas.

Plásticos Pet: envases de bebida, jugos y agua mineral. Depositar aplastadas sin etiquetas ni tapa.

Pilas: alcalinas no recargables, baterías para juguetes.

Datos de utilidad pública:

La Municipalidad de Santiago ha sido pionera en el país en lo que respecta a la recuperación de pilas. De hecho para el municipio es muy importante evitar que estos elementos lleguen a relleno sanitario, ya que en su interior poseen elementos químicos que pueden ser peligrosos para la salud y el medio ambiente -llamados metales pesados-, por ejemplo mercurio, plomo, cadmio, cobre, níquel, zinc y manganeso.

Los efectos nocivos en personas demasiado expuestas a los metales pesados presentes en las pilas, podrían ser: daños al sistema nervioso central, fallas renales, trastornos gastrointestinales, entre otros. Además, las pilas son altamente contaminantes, la información internacional indica que una pila común gastada podría llegar a contaminar 3.000 litros de agua y una pila botón de mercurio 600.000 litros de agua.

Por ello, no se hace recomendable su co-disposición en rellenos de residuos domiciliarios (basura común), ya que quedan expuestas, perdiendo hermeticidad, pudiendo liberar materiales pesados y generar diversas reacciones químicas, que dañan el ambiente y la salud de las personas.


Abrir