28/09/2020

Inauguran calle Mosqueto semipeatonal en el centro histórico de Santiago


  • A través de un proyecto consensuado con vecinos del sector, la Municipalidad de Santiago redujo el espacio para circulación de vehículos, destinándolo a peatones y demarcando la vereda en el piso con el diseño de un teclado de piano.

El Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, junto a la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, y la concejala Verónica Castro, inauguró esta mañana la nueva calle Mosqueto semipeatonal, proyecto municipal de urbanismo táctico y prevención situacional en el centro histórico, que entrega mayor espacio a los peatones y restringe el espacio vehicular, promoviendo el distanciamiento social de residentes y transeúntes, en el inicio de la Fase 3 o Preparación del Plan Paso a Paso.

“Estamos transformando la ciudad en un Santiago caminable, a escala humana, hoy en la calle Mosqueto, junto a la ministra Hutt y con la participación de los vecinos. Lo que se suma al Paseo Bandera, a lo que hicimos en Agustinas, a los 15 kilómetros de ciclosendas en Yungay, porque la idea es ir ganándole espacio a los vehículos para entregárselo a los peatones y a los ciclos, y así seguir interviniendo cada uno de los barrios de Santiago, también con luminarias LED”, detalló el edil de Santiago.

Foto: Luis Hidalgo

Al respecto, la Ministra Hutt señaló que “la intervención de calle Mosqueto en Santiago Centro es un muy buen ejemplo de cómo con recursos acotados y en un corto periodo de tiempo se puede intervenir una calle para darle más espacio –con criterios de seguridad vial- a las personas. En esta vía, normalmente se estacionaban autos y hoy ese espacio se ha reasignado para el uso de peatones, muchos de los cuales salen o llegan desde la estación Bellas Artes del Metro”.

La vía intervenida se emplaza entre las calles Ismael Valdés Vergara (al norte) y Merced (al sur), con 250 metros de largo y fue ejecutada por la Dirección de Tránsito y diseñada por la Subdirección de Movilidad. Mosqueto es esencialmente residencial, sin embargo, su uso estaba destinado un 70% a los vehículos y 30% a los peatones, por lo que la Municipalidad de Santiago y vecinos impulsaron un proyecto de mejora que redujo la calzada desde 5.92 metros de ancho a una pista para vehículos de alrededor de 3,4 metros y una senda de peatones de 2.5 metros, que fue demarcada en el piso con la forma de un teclado de piano, con una segregación entre ambos con pintura e hitos delineadores.


Abrir