04/03/2020

Municipalidad de Santiago y PDI decomisan más de 85 mil prendas de vestir falsificadas


La investigación conjunta de ambas instituciones logró, además, incautar cerca de 70 máquinas usadas en la confección de la ropa, siete vehículos y 20 personas fueron apercibidas por asociación indebida.


En una operación conjunta y tras un largo trabajo de investigación, la Dirección de Seguridad y de Fiscalización de la Municipalidad, junto a la Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual de la PDI, logró incautar más de 85 mil prendas de ropa falsificadas, las que eran fabricadas en talleres ubicados en el Barrio Yungay y luego vendidas en el comercio ambulante ilegal en el sector de Meiggs.

El Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, dijo que “la investigación surgió gracias a las denuncias de los vecinos por el ruido que generaban estas máquinas durante las 24 horas, ese fue el punto de partida de esta investigación que logró desbaratar el Cartel de las Telas, que era liderado por una familia de ciudadanos extranjeros que se dedicaba a falsificar prendas de vestir para luego ser comercializadas en el comercio informal”.

Además de las especies falsificadas de reconocidas marcas deportivas,  se decomisaron 67 máquinas usadas en su fabricación y siete vehículos, todo avaluado en 1.350 millones de pesos. A su vez la Dirección de Fiscalización del municipio cursó tres denuncias y 20 personas, en su mayoría de nacionalidad extranjera, fueron apercibidas por asociación indebida.

“Quiero agradecer e instar a la ciudadanía a hacer las denuncias ya que se consiguen resultados positivos como éste y atacar al pez gordo, no al que vende los productos en la calle, que representa al último eslabón de la cadena, sino que logramos dar con quien produce los productos. Este es un gran golpe al comercio ambulante ilegal gracias al seguimiento de nuestros funcionarios en terreno y del monitoreo realizado a través de las cámaras de seguridad”, destacó el edil.

Por su parte, el Jefe de la Bridepi Metropolitana de Ñuñoa, Sub prefecto Marco León, explicó que “esta organización, compuesta por ciudadanos peruanos, estampaba, confeccionaba y bordaba las prendas en nuestro país y las telas eran importadas de Asia, distribuyendo a todo Chile, especialmente en el Barrio Meiggs, adquiriendo grandes ganancias”.

Por último, tanto la Policía de Investigaciones, como el Alcalde Alessandri, hicieron un llamado a no comprar en el comercio ambulante ilegal y a preferir los locales establecidos.


Abrir